Tratamiento de curación según el método filipino

Según el método tradicional filipino, cada hombre posee, además del cuerpo físico, uno espiritual y anímico. Cada uno de estos cuerpo tiene un nivel energético propio.

Cuando la energía no fluye libremente en uno o más de estos cuerpos, se verifican unos bloques, que no permiten alcanzan la perfección a la que cada uno de nosotros pudiera llegar.

Por lo que concierne la parte espiritual, los bloqueos tienen que ver con situaciones específicas (emotiva o psicológica), sin embargo, por lo que concierne el cuerpo anímico, los bloqueos se refieren más al árbol genealógico, a los campos morfogenéticos y a las vidas pasadas. El curandero espiritual, por lo tanto, tiene el poder y la sabiduría para identificar los bloqueos y removerlos.

Actúa por eso sobre varios niveles, ya que la sanación espiritual se refiere a varios ámbitos, el espiritual, el emotivo, el psicológico (miedos, ansiedades, fobias) e incluso el físico.

Condividi...Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn