Alineación divina

Alineación divina

Debido a pequeños desplazamientos de la columna vertebral, que pueden ser causados también por conflictos anímico-espirituales, el sistema nervioso central transmite impulsos e informaciones erróneas a los órganos conectados con la columna vertebral, se desencadenan así la mayor parte de las enfermedades.
No importa la gravedad de vuestra enfermedad, los síntomas que tengáis, si tuviste una cirugía o si incluso habéis acabado la terapia, la realineación, que puede considerarse como un verdadero milagro, implica la corrección de la rotación de la cadera y reequilibra la largura de las piernas.
Todos los bloqueos que causaron la enfermedad se solucionan. Con un solo tratamiento, después de la realineación divina de la columna vertebral, empieza un proceso de sanación en todo el cuerpo.
Malestares físicos, pero también espirituales, pueden resolverse si permitimos a nuestra onda vibracional de conectarse con nosotros mismos.
A través de la realineación divina, experimentarais una recuperación excepcional y natural que ha permitido un proceso de mejora directamente visible en muchas personas. No hay límite de edad, también abuelos e incluso niños, pueden desbloquear y solucionar traumas que provienen desde la concepción e incluso desde vidas anteriores.
La energía de la realineación entra en contacto con la persona después de pocos segundos a nivel de información en el campo y trabaja sobre todo donde hay una información de una enfermedad en nuestros cuerpos sutiles, anulándola completamente y desbloqueando todos aquellos impedimentos que se interponen con la fluidificación y a la restauración del orden primario como era originalmente. Funciona en todas las informaciones contenidas en el campo.
Una vez recibida la realineación, esta energía trabaja desde el interior, interactuando con nuestros cuerpos sutiles y aumentando nuestro nivel energético y de frecuencia.
El efecto más evidente está en nuestras partes visibles, es decir el cuerpo físico, sin embargo, en el cuerpo emotivo y sutil, las manifestaciones son más individuales.
No existen limites a las posibilidades de realineación vertebral, lo más interesante es su potencialidad de ser mejorada por experiencias de trabajo espiritual previas, puesto que dichas experiencias aceleran nuestros procesos.
Cada uno vive su propia experiencia de forma subjetiva, en cuanto a sensaciones y percepciones, pero la realineación funciona en todas las personas, independientemente de la conciencia adquirida en los varios caminos evolutivos.

Condividi...Share on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn